Contenidos Brandeados: 3 aspectos a tener en cuenta

Cuando se enfoca la estrategia de comunicación en el contenido brandeado, es necesario tener en cuenta ciertos aspectos que contribuirán a que los esfuerzos logren los objetivos planteados.

Como es conocido en el marketing digital, no es tan simple como llenar un blog o mostrar actividad en la Fan Page, ni tampoco caer en el error principal de producir contenido publicitario, que es para vender un producto o servicio puntual.

Por eso, presentamos 3 aspectos a tener en cuenta en la creación de contenidos brandeados.

marketing digital

1- ¿Para qué se crea el contenido?

Parece una respuesta fácil, pero es importante delimitarlo para no caer en el error de hacer algo publicitario. Lo importante de los contenidos brandeados es que deben ser relevantes y útiles para el lector. Esto quiere decir que el fin es generar interés, educar, entretener o enseñar sobre algo específico para luego, finalmente, generar una relación y así crear una audiencia leal que se convierta en cliente.

El contenido debe estar relacionado, pero no necesariamente debe ser sobre los productos ofrecidos, se deben considerar, principalmente, los intereses de las personas. Además, no hace falta mencionar la marca explícitamente, más si se publica en el blog o en las redes sociales propias.

2- ¿Quién es el público objetivo?

Como debe ser relevante, es importante enfocarse en una audiencia; para eso, es necesario detallar quién será el público y sus características. Cuando se delimita esto, el paso siguiente es crear contenido específico y no uno que promocione la marca sin tener en cuenta a quién va dirigido.

En algunas ocasiones, habrá más de un público, porque no necesariamente hay que hacer contenidos brandeados para los clientes, también se pueden enfocar los esfuerzos en los potenciales, y en este caso, lo producido será diferente. Aquí radica la importancia de definir el público: para conocerlo y hacer que lo que se ofrece sea útil y genere una interacción y relación.

3- El contenido debe ser independiente de la marca

Esto implica evitar las auto-referencias, mencionar la empresa y/o sus productos en cada oración que se pueda y quitar los superlativos que hablan de uno mismo. ¿Por qué? Porque este tipo de comunicación no es atractiva y termina siendo poco creíble; el lector busca algo auténtico, significativo e interesante, algo más relacionado al contenido editorial. El objetivo final es crear lo que el público quiere, si no, no será leído, visto ni compartido.

Crear contenidos brandeados no es para mejorar el negocio y vender más con ellos, es una estrategia a largo plazo, para la audiencia y para crear fidelidad hacia la marca a través de los mismos.

Escrito por  Sofia Alvarez Grosso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *