Comunicación estratégica

“El silencio nunca es salud”

La entrevista que sigue a continuación fue realizada a un profesional de la comunicación, Licenciado en la materia, casado, padre de 4 hijos. Un profesional que, respondiendo a mis preguntas, nos dio una excelente de visión de  por qué “el silencio nunca es salud”.

El entrevistado entró a las oficinas de MKE con una sonrisa de oreja a oreja. Y no era para menos, acababa de recibir el llamado de Punto a Punto con una noticia que lo llenó de orgullo: Alejandro Carrizo es uno de los nominados a RRPP del año. Con una trayectoria de 19 años en el mercado de las comunicaciones, Alejandro Carrizo Comunicaciones Estratégicas es una agencia en la que confían más de 20 grandes empresas. En esta entrevista, te contamos cómo fueron los inicios y te proponemos una visión del mercado de las comunicaciones.

Comunicar

MKE Digital: ¿Cómo fueron tus primeros pasos en la vida profesional? ¿Empezaste siendo estudiante o ya recibido?

Alejandro Carrizo: Empecé a estudiar a los 17 años y como siempre me gustó mucho estudiar durante esos cinco años no me dediqué a otra cosa. Me recibí con 22 años y nada más que un título bajo el brazo. Siempre había dicho que lo que más me gustaba era la parte publicitaria y lo que no quería hacer era periodismo ni nada relacionado a la Economía. Con eso tuvieron que ver mis últimas materias. Al poco tiempo estaba haciendo una pasantía en Comercio y Justicia (risas). Después de eso pasé a La Voz del Interior, a la sección de Economía, por supuesto.

MD: ¿Cuándo hiciste el clic y te diste cuenta que lo tuyo eran las relaciones institucionales?

AC: Trabajando en el diario estaba en contacto permanente con grandes empresas, automotrices, de la industria, y con organizaciones. Manejaba mucho las relaciones con instituciones en general y me gustaba. Me empezaron a pedir que armara algunas conferencias de prensa y eventos y dije que no. No hubiera sido ético estando del lado de los medios; sigo pensando que no lo es. En La Voz ya había crecido todo lo que podía. Era muy joven, tenía 35 años y pensaba que tenía por hacer muchas cosas más. Me negué a tres propuestas de esas, cuatro, y después dije, ¿por qué no?

MD: ¿Cómo empezó Alejandro Carrizo Comunicación Estratégica y como es hoy?

Alejandro Carrizo

AC: Había en ese entonces muchos relacionistas públicos orientados a la comunicación organizacional haciendo prensa específicamente, pero muy pocos periodistas. Yo ya llevaba 12 años en la profesión de periodista. Me parecía buena idea que alguien que conocía la lógica de la cabeza del periodista y que conocía la lógica del mundo de los negocios se ocupara. Sólo me tenía animara a dar el paso. Tuve que salir de mi zona de confort. El viernes 14 de septiembre de 2007 era un periodista destacado de un medio muy importante, el sábado era un desempleado y el lunes ya era un empresario (risas). Empecé en un estudio que tenía en el primer piso de mi casa con un celular y una computadora como único capital y una agenda bastante frondosa; y el know-how que adquirí a través de la experiencia.

Empecé con un cliente, con dos, con tres. Empecé a sumar socios, otros colaboradores. Hoy tenemos una cartera de veintipico de clientes, de muchos rubros y somos casi 10 personas especializándonos en comunicación estratégica.

MD: ¿Qué es la comunicación estratégica? ¿Cuándo una estrategia se considera eficiente?

AC: Nosotros hemos tratado de redefinir el término. Lo que hacemos es ver cuáles son todos los públicos con los cuales el la organización interactúa. De esos grupos de interés o stake holders como los llaman los relacionistas públicos, determinamos cuáles son aquellos con los que les conviene tener relaciones fluidas. Definimos los públicos. Luego, establecemos redes y canales de comunicación con ellos. La prensa es ‘un’ público solamente, los clientes son otros, los proveedores son otros, los gobiernos, etcétera. La estrategia es eficiente si logra llegar a sus objetivos, que son distintos siempre, aunque se cae en algunos objetivos comunes, como posicionamiento, o el manejo de crisis (crisis management), que es nuestra especialidad. En comunicación las estrategias deben ser adaptables a la situación, no pueden ser estáticas.

MD: Tu agencia parte de la premisa “el silencio no es salud”. ¿Hasta dónde es saludable comunicar? ¿Es efectivo comunicar absolutamente todo?

AC: El silencio no es salud porque nosotros siempre decimos que ‘el que calla otorga’. Especialmente en un momento de crisis, el silencio no es salud. Tampoco es saludable comunicarlo todo. Hay que saber bien qué decir, a quién decírselo, cómo decírselo; pero nunca callar. En algunos casos, hay colegas que prefieren preservar a las organizaciones. Nuestra forma de trabajar es salir a enfrentar esas versiones negativas, previendo todos los escenarios posibles. Lo que uno calla deja un espacio en blanco que la opinión pública llena como le parezca y eso no siempre nos favorece.

MD: ¿Cómo ves el futuro de la comunicación digital? ¿Creés que las organizaciones en general aprovechan este medio de manera astuta?

AC: Así como con Gutenberg y la imprenta nacieron los analfabetos, con Internet nacieron los analfabetos digitales. Las organizaciones actuales son inmigrantes en el mundo digital que están haciendo lo mejor que pueden para adaptarse. Lo más importante en este proceso de aprendizaje que están haciendo es que aprendan a escuchar lo que los usuarios les piden, que puedan hablarles en su mismo lenguaje. Esto último no es tarea fácil porque el público no siempre es homogéneo. Más que redes sociales, me gusta utilizar el término en inglés –social media, porque este es un nuevo medio, con reglas que hay que aprender.

MD: ¿Está en tus planes avanzar cada vez más hacia la comunicación digital o creés que a los medios tradicionales aún les queda mucha tela por cortar?

AC: Entiendo que esto es un proceso. La comunicación digital está avanzando a pasos agigantados. Los nativos digitales que tienen ahora 20, 25 años, son los que van a asentar el cambio de acá a unos años. Sin embargo, hoy todavía a las empresas les gusta que su evento se comunique en la radio de prestigio, pegar la nota del diario de papel con la foto impresa en la pared; es un proceso. Por el momento, en mi opinión hay que tener un pie en cada uno de los universos, sin descuidar ninguno; aunque más adelante terminemos migrando definitivamente hacia lo digital.

Escrito por  Daniela Tkach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *