Errores más comunes de un Community Manager

Los errores más comunes de un Community Manager primerizo

La profesión del Community Manager es aún muy nueva y hay muchísimo por aprender. Profesionales o no, hay errores que todos cometimos o podemos cometer en las redes sociales, ya sea por inexperiencia, por distracción, o por desconocimiento. Confieso haber cometido unos cuantos, -no todos- y los comparto con ustedes para que aprendamos algo más de esta brecha tan actual de la comunicación: el social media.

Errores más comunes de un Community Manager

Impaciencia: ¡Todo llega! Las primeras publicaciones no van a ser las más virales ni van a tener todas las señales sociales que te gustaría que tengan. Es importante trabajar muy bien en formar tus comunidades antes de esperar resultados visibles.

Spam: etiquetar es válido, pero no obligatorio, y menos en forma excesiva. No dejes que tus seguidores y otros perfiles en la web piensen que sos un spammer. Eso afectaría altamente tu reputación. Si el trabajo es bueno, los resultados llegan solos sin tener que “colgarse” de nadie.

Errores de ortografía: es una de las distracciones más comunes. Se soluciona muy rápido (editando), pero si muchos de nuestros seguidores ya lo vieron, perdemos seriedad. Mejor prevenir que curar… Leer nuevamente antes de publicar es una sencilla y buena medida para no caer en este error.

Auto likearse: ¡Simplemente no lo hagas! Para establecer una analogía, darte un like o un +1 (retweet o repin o lo que re-sea) es como chocar los 5 con vos mismo. Se interpreta como egocéntrico, algo soberbio. Dejemos que sean otras personas quienes aprecien, o no, nuestras publicaciones.

Autollenado de hashtags: es un error que le cuesta el puesto a muchos Community Managers. La velocidad a la que se mueve Twitter puede llevarte a dejarte seducir por el autocompletado. Pero si prestás atención, te vas a dar cuenta que muchos hashtags contienen variaciones, algunas de ellas bastante ofensivas.

No hacerse cargo: una vez que el daño está hecho, como en el caso anterior, lo peor es borrar rápido una publicación y esconder la cabeza debajo de la tierra. Lo correcto es hacerse cargo del error y, por supuesto, disculparse. Hay diarios que han echado a sus Community Managers por errores como el anterior, y en vez de hacerse cargo han culpado al profesional. Pésimo para él y para la imagen de estos medios.

Imagen errónea: pasa mucho en las redacciones de los diarios. Resulta que publicamos algo y la imagen no tiene absolutamente nada que ver. Para reclamar este tipo de desatenciones, los usuarios están a la orden del día. Corresponde que les agradezcas por su atención y, claro está, que proporciones la imagen adecuada.

Hablar sólo de tu marca: a tus seguidores les interesa las cosas que tenés para decir sobre tu marca, pero no tanto como para que solo hables de vos, de vos y de vos. Para mantener la atención y el engagement, buscá contenido que sea útil, atractivo e interesante, y combiná las publicaciones que tienen que ver con el branding y aquellas que no.

Olvidarte de interactuar: pensar que las redes sociales son un lugar para hacer monólogos es no entender el mundo del social media. Preguntá, sorteá, consultá, ofrecé, ¡sé receptivo! Cuando las respuestas lleguen, no te olvides de contestar, la cortesía es un valor apreciado.

No citar fuentes: las buenas intenciones son sólo eso. Si te olvidás de citar al autor de una imagen o un texto que seleccionaste, cualquiera podría acusarte de plagio. Es archi, hiper, mega importante que cites a los autores, para no generarle a tu marca un problema en el futuro. Si querés ahorrarte la cita (en el caso de las imágenes), Wikimedia Commons, es tu mejor aliado.

Los errores imperdonables no existen per se (siempre contando con la buena fe del Community Manager), pero siempre es bueno aprender de ellos para convertirnos en los mejores profesionales que podamos ser.

Escrito por  Daniela Tkach

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *